01222018Lun
Last updateVie, 19 Ene 2018 9pm

 

 

 

brisa VER+ LLA20002 01 VER+Strada 4.0 VER+ Palancas de freno VER+ freestyle fluo1 VER+ venzo1 VER+

Para volver a ver

Las bicicletas del futuro: las claves para innovar en mercados maduros

La empresa inglesa Brompton es un ejemplo de cómo combinar diseño con utilidad trabajando con una visión disruptiva y de largo plazo

A 20 kilómetros del centro de Londres, en Greenford, se encuentra la fábrica de bicicletas plegables Brompton. Fundada en 1975 por Andrew Ritchie, esta pyme inglesa de 300 empleados produce casi 50.000 bicicletas por año, lo que la convierte en la empresa de mayor producción de su país. Con presencia de sus productos en 45 países, Brompton es un ejemplo de innovación de diseño de producto con visión de largo plazo.

¿Cómo ser creativo e innovar en un producto maduro y de tanta historia?.

Will Butler-Adams, CEO de Brompton, comenta al respecto: "Si uno piensa en un avión de 1916, era de madera y poseía material de algodón. Cien años más tarde se ve un sistema más fuerte, rápido y sofisticado. Se ha cambiado un montón. En cambio, si se ve una bici, 100 años más tarde sigue teniendo dos ruedas y una cuadra, puede ser de otro material... pero hay poca innovación. Para el fundador de la empresa el foco de la innovación fue en el diseño, no en el sistema. Normalmente las bicis plegables vienen de las fábricas que hacen bicis. Andrew empezó a diseñar un nuevo modelo plegable. Es muy distinto de fabricar una bici normal".

"La manera de diseñar y fabricar es muy diferente. Hemos conseguido un gran diseño luego de 30 años de trabajar en el diseño de las bicis. Esto es diferente a la moda, al diseño de indumentaria, que cambia cada seis meses. Nosotros miramos a muy largo plazo. Trabajamos en el diseño de la cuadra, frenos... tenemos tiempo para diseñar una bicicleta lo más perfecta que se pueda. La creatividad requiere tiempo".

Generar un modelo estratégico con foco en creatividad e innovación en una industria madura requiere una visión diferente: "Definimos a nuestros competidores como el sistema de transporte: auto, subte, autobús, etc. Y nuestro cliente es la persona de ciudad que vive en un piso chico y que para ir a trabajar, en vez de meterse en un hueco como el subte, prefiere ver su ciudad".

La inversión en marketing de la empresa es mínima, "nuestro marketing es nuestro producto", enfatiza el CEO de la empresa. "Hay pocas marcas que te dejan feliz y que duran muchos años. ¿Cuántas cosas en tu casa duran 10 años... Si el producto funciona bien y dura, ese producto hace feliz a nuestros clientes. Apostamos a la calidad del producto y a que mejore su calidad de vida. Eso no tiene nada que ver con el marketing. En nuestro mercado la mayoría de la competencia invierte un montón en marketing. Nosotros, casi nada. Invertimos en el producto, en I+D. Es la forma de poder innovar. Ese es un punto de vista de largo plazo. Así pensamos nosotros. Nuestro producto no es fashion, sino que es útil".