01242018Mié
Last updateLun, 22 Ene 2018 10pm

 

 

 

brisa VER+ LLA20002 01 VER+Strada 4.0 VER+ Palancas de freno VER+ freestyle fluo1 VER+ venzo1 VER+

Para volver a ver

¿Dónde dejo la bici?: cuánto hay que pagar y dónde hacer los reclamos

¿Dónde dejo la bici?: cuánto hay que pagar y dónde hacer los reclamos

Los garajes están obligados por ley. Pero muchos las rechazan.
Los porteños andan cada vez más en bicicleta. La cantidad de gente que las usa se multiplicó por nueve en ocho años y ya se están haciendo 280.000 viajes diarios en promedio, según la Secretaría de Transporte porteña. En la Ciudad hay 200 estaciones automáticas para retirarlas gratuitamente en el sistema Ecobici y más de 180 kilómetros de ciclovías. Pero además de un espacio donde circular, las bicis requieren de un lugar donde dejarlas. Y aunque la ley los obliga, todavía hay garajes que no las aceptan.

Según el Código de Edificación porteño, en los garajes comerciales debe haber ocho espacios para bicis cada 50 cocheras. De acuerdo a la ley 4.827, las playas de estacionamiento tienen que admitirlas, cobrar no más del 10% de la tarifa aplicada a los autos y percibir por la estadía el equivalente a dos boletos de colectivo. Pero la resistencia por parte de garajistas continúa.


En lo que va del año, la oficina de Defensa al Consumidor de la Ciudad labró 26 actas por infracción de cocheras comerciales por no aceptar bicicletas o no contar con los anclajes para guardarlas de forma segura. Esto ocurre incluso cuando exhiben el cartel que indica que permiten el ingreso de estos rodados.


Es lo que le pasó a Amanda Berazadi (32), a quien en marzo de este año no le permitieron dejar su plegable en un garaje de Azara al 200, en Barracas. “Pero por ley deberían aceptarla”, les respondió ella. “No, a lo que nos obliga la ley es a poner el cartel, no a recibir las bicis. Andate nomás”, cuenta que le retrucaron.

Marina Clemente (33) tuvo el mismo problema en una cochera de Costa Rica al 4800, en la que quiso dejar su bicicleta, sin éxito. “El dueño me dijo a los gritos que conocía la ley pero que no me iba a dejar entrar porque así eran las cosas, que me fuera a otro lado”, relata. Ahora, reconoce, piensa dos veces antes de agarrar su fixie para trasladarse.


Desde la Asociación de Ciclistas Urbanos (ACU) afirman que aún hay un gran porcentaje de cocheras que se niegan a admitir bicicletas con excusas como no tener lugar o que el rodado está en malas condiciones. “Entre ellos comparten argumentos e instrucciones para lograr que no les dejen bicis en sus garajes. Se ve que les resulta molesto porque para ellos no es negocio aceptarlas”, sostiene Irene Fernández, de la asociación.

Por su parte, en la Cámara de Garajes y Estacionamientos (AGES) niegan haber recibido comentarios sobre el tema. “Es imposible que no acepten bicis porque hay una ley que los obliga. Por ahora no tuvimos ninguna queja”, sostiene su presidente, Eduardo Sánchez.

Para la ACU, además de incumplimiento todavía hay mucho desconocimiento. “Muchos garajistas te reciben la bici pero no te dan lugar donde atarla o te hacen atarla a una baranda, lo cual es inseguro. Si en cada lugar hay un problema, eso termina frustrando su uso como medio de transporte”, explica Fernández.

Desde la asociación están haciendo un relevamiento de las cocheras que incumplen la norma. Para eso, generaron un espacio en su sitio Web en que los mismos ciclistas pueden informar sobre su caso: http://acu.org.ar/estacionar/. Además, tanto la Defensoría de la Ciudad como la oficina de Defensa del Consumidor porteña toman este tipo de reclamos.

Con todo, los mecanismos de recepción de denuncias también tienen sus inconvenientes. A la periodista Josefina Licitra no le tomaron su bicicleta en un garaje de Maipú al 2500, en Olivos, pero como ella reside en Capital, desde la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires le dijeron que debía hacer la denuncia en jurisdicción porteña. Sin embargo, como ocurrió en provincia, tampoco le toman el reclamo en Capital, en una suerte de cuento de la buena pipa.


La falta de lugares aptos para dejar la bicicleta se convirtió en un problema creciente porque cada vez hay más rodados en las calles. De hecho, también aumentaron los seguros para los rodados, contra accidentes y robos: hay empresas que hasta duplicaron en un año la cantidad de pólizas otorgadas. Se pagan entre $ 77 y $ 250 mensuales según la cobertura, que alcanza a cubrir hasta $ 50.000. En todo el país ya se están vendiendo entre 1.000.000 y 1.400.000 de rodados por año.

 

 

 

FUENTE: Clarín