01242018Mié
Last updateLun, 22 Ene 2018 10pm

 

 

 

brisa VER+ LLA20002 01 VER+Strada 4.0 VER+ Palancas de freno VER+ freestyle fluo1 VER+ venzo1 VER+

Para volver a ver

Hasta en villas porteñas habrá bicisendas: debutarán en la 31

ESTÁ EN PLENO DISEÑO UN PLAN QUE INCLUYE CICLOVÍAS, TRANSPORTE PÚBLICO Y VEHICULAR

Mientras avanza la urbanización, el Gobierno de la Ciudad busca ordenar el caos diario de este asentamiento donde ya viven más de 40.000 habitantes. Quejas de vecinos por lentitud en obras.

Se regocijan las bicicleterías de la Villa 31, de Retiro. Las angostas calles del asentamiento verán pasar dentro de un tiempo más bicicletas de lo normal. El Gobierno de la Ciudad contempla en su plan de urbanización la colocación de una red de ciclovías para el barrio.

Así, uno de los caballitos de batalla del Gobierno de Rodríguez Larreta se traslada a una zona totalmente nueva para el ir y venir de las bicis.

Lo curioso es que en la villa hace al menos dos años que los vecinos se quejan del descontrol y del tránsito. Desde que comenzó a asfaltarse ganó el desorden en el asentamiento, razón por la cual se instalaron tres semáforos (sólo con luz roja y verde), reductores de velocidad, lomos de burro y bolardos. Pero como eso no parece ser suficiente para ordenar semejante "ciudad" de 40.000 habitantes, ahora está en pleno diseño un megaplan que incluye ciclovías, transporte público, vehicular y peatonal.

La Secretaria de Integración Social y Urbana junto a la Secretaría de Transporte de la Ciudad comenzaron a jerarquizar las calles de la 31 y 31 Bis para trazar la red de ciclovías que se instalarán en una villa de idiosincrasia peatonal.

Con una cantidad significativa de bicisendas ya instaladas en el resto de la Ciudad, y con el afán de integrar la villa, se busca replicar este modelo de transporte sustentable en un asentamiento que crece vertiginosamente.

Mientras se define en qué calles será su colocación y la cantidad de kilómetros que contemplarán, entre otros aspectos, avanza el resto de la urbanización que se concentra sobre todo en las obras de infraestructura básica de la red cloacal y pluvial y el mejoramiento de las viviendas. Sin embargo, los vecinos del barrio denuncian discrepancias entre el Gobierno porteño y los habitantes de la villa, lo que hace que la urbanización, que finalizaría en 2019, avance a paso lento.

Descontrol

Otro de los tantos desafíos de la gestión que comanda Diego Fernández, encargado de la urbanización, es el control vehicular. Imagen recurrente, el zigzagueo de motos con varias personas abordo y sin casco. Autos estacionados en las calles (se calcula que hay unos 1500) y otros que aceleran a pesar de la falta de espacio, hacen a veces difícil el paso. Ambulancias y bomberos tienen el acceso muy restringido, dado el poco lugar que tienen para circular. Y ahora también en sus calles de cemento se impuso el skate.

Ahora, la duda es si el uso de la bicicleta en el asentamiento se replicará tal como en el resto de la Ciudad. Además, cómo se llevará con los principales obstáculos que suelen presentar las bicisendas: suciedad, autos que bloquean y contenedores de basura.

 

 

 

FUENTE: Ambito