La Cadena

La Cadena

Cómo se conforma:
La cadena es el componente que transmite la fuerza que ejercemos sobre los pedales hacia las ruedas, haciendo que esta se ponga en movimiento. La cadena está formado por eslabones que se conectan entre sí mediante pernos, los que a su vez sirven de punto de pivoteo para que la cadena pueda articularse en una dirección y copiar la forma de platos, coronas del piñón y poleas del cambio trasero.
Los eslabones se dividen en interno y externo. El primero se encastra dentro del segundo, que a su vez se conecta con otro eslabón interno en el extremo opuesto. Así la secuencia continúa indefinidamente y se corta de acuerdo al largo necesario de cadena para conectar la transmisión en cuestión.
A su vez, los eslabones están compuestos por partes atómicas:
▪️(1) Placas laterales internas
▪️(2) Placas externas
▪️(3) Pernos o pines 
▪️(4) Rodillos
Las placas laterales tienen forma de antifaz . Las internas mantienen en su lugar a los rodillos y las externas atraviesan esas dos piezas con el perno por los “ojos” pasantes. La cadena es completamente desarmable en sus partes elementales, aunque a fines prácticos solo basta empujar el perno lo suficiente para poder abrirla y/o agregarle la cantidad de eslabones necesarios. Este trabajo se realiza con una herramienta llamada cortacadena, que mediante un tornillo y una manivela empuja el perno a través de las placas hasta hacerlo salir por uno de los lados.

Duración y como medirla
Este noble componente sufre mucho con el uso y termina por gastarse, lo que puede derivar en frecuentes saltos en la misma, saliéndose del sistema de transmisión. Además, una cadena con excesivo desgaste terminará por perjudicar los platos y coronas de la transmisión. Por eso es importante reemplazarla a tiempo, de modo que cuando lo hagas, no tengas que cambiar también el o los platos y coronas del piñón antes de lo planeado.

🔸Para saber cuando reemplazar la cadena necesitamos un medidor de desgaste de cadena. Los hay de varios tipos, pero básicamente se trata de una regla con dos extremos. En uno hay un punto de apoyo fijo, que va sobre uno de los rodillos de la cadena; y en el otro hay un comparador que bien puede ser articulado o escalonado, y que indicará el nivel de desgaste de la cadena.
🔹 El que te mostramos en la foto es bien sencillo de utilizar

▪️Si al apoyar la herramienta en la cadena cae en el marcador rojo, significa que necesita ser reemplazada.

▪️Si cae en el amarillo, la cadena está en su mitad del desgaste.

▪️En el verde, la cadena está nueva o con poco uso.

Más allá de que el desgaste de la cadena es inevitable, como usuario podés prolongar su vida útil manteniendo la transmisión limpia y lubricada, ya que la suciedad, la grasa empastada y el barro aumentan el nivel de roce entre los engranajes y la cadena, haciendo que se consuman prematuramente.

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image