Cómo leer cubiertas

Cómo leer cubiertas

Si bien el sistema de cámara y cubierta funciona del mismo modo en todas las bicicletas, varía en algunas cuestiones. Dichas variaciones se describen en el lateral de cada cubierta. Cuanto mayor es la calidad de la misma, más cantidad de información lleva grabada. En general, la información que podemos encontrar es:
👉 Marca y modelo.
👉 Origen donde fue fabricada.
👉 Presión de inflado mínima y máxima: se mide comúnmente en BAR y PSI, aunque también puede aparecer en Pa o KPa. Esto es un dato importante para tener nuestras ruedas infladas en el rango adecuado y evitar pinchaduras.
👉 Capacidad máxima de carga: el peso máximo que tolera sin deformarse ni rajarse estando inflada a la presión recomendada.
👉 Sentido de giro: se indica con una pequeña flecha que señala para qué lado va montada. También puede adivinarse mirando las cuñas que forma el dibujo o tacos de la cubierta. El dibujo se cierra hacia adelante, que es a donde debe apuntar la cubierta ya montada.
👉 TPI (threads per inch): es la cantidad de hilos por pulgada que tiene el entramado de la cubierta. A mayor cantidad, menos caucho hay en la carcasa y más liviana es, pero también más sensible a pinchazos.
👉 Medidas: determinada por el tamaño de la llanta a la cual debe corresponder. Hay varias nomenclaturas y en la actualidad todas coexisten, lo que a veces genera confusiones. El número que debe tenerse en cuenta es el de la ETRTO (European Tyre and Rim Technical Organisation, hoy en día ISO 5775): un número de tres cifras multiplicado por uno de, normalmente, dos. El primero indica el diámetro de la llanta y el segundo el de la cubierta. Así, una cubierta de 559×25 corresponde a una llanta de 55.9 cm de diámetro y 2.5 cm de ancho de cubierta.

Fuente: www.laguiabaiker.com

Deja una respuesta

CAPTCHA ImageChange Image